“Pasé muchas necesidades pero logré salir adelante”

0
130

Corina Del Valle Guevara, nació en Caicara de Maturín, estado Monagas, es la menor de cinco hermanos. Cuando tenía apenas cinco años su padre los abandonó y más nunca volvieron a saber de él. Su madre, una mujer humilde, se vino a Caracas a buscar trabajo y los dejó con unos familiares cercanos y luego se los trajo y les tocó vivir en una barraca en barrio Maca, Petare, Miranda.

Con los ojos llenos de lágrimas afirmó: “amo mucho ese lugar. Viví allí hasta los 19 años, cuando me fui a casar. Recuerdo que esa barraca era una caballeriza donde se construyeron varios ranchitos. El nuestro, en principio, era de cuatro paredes de  zinc hasta que una familia vecina se mudó y nos dio su casa que era de bloque.”

Reconoció que su infancia fue muy dura. “Mi mamá trabajaba de lunes a viernes en un laboratorio y los sábados y domingo en casas de familia limpiando, prácticamente vivíamos solos, pero ella nos enseñó valores y principios que yo se los inculqué a mis cuatro hijos”.

Pasé muchas necesidades, “pero logré salir adelante. Cuando  me casé nos compramos una casita en la calle primero de Mayo en la comunidad de Campo Rico, municipio Sucre. Mi esposo tenía un buen trabajo pero vino el Viernes Negro y eso se vino abajo, se quedó sin empleo y yo me puse a dar tareas dirigidas en el barrio para sobrevivir. Teníamos solo para comer y los vecinos nos regalaban ropa”.

Corina del Valle tiene cuatro hijos, tres varones y una hembra. Todos profesionales. Su hija Karina González Guevara es bailarina y forma parte de la Compañía  Ballet de Houston en Estados Unidos. Hace siete años se separó de su esposo.  Se graduó de Licenciada en Educación Inicial y montó al lado de su casa un Hogar de Cuidado Diario y está en tramites con el Ministerio de Educación para crear una unidad educativa.

Dejar respuesta